BIENVENIDOS



¡WELCOME! Y MIL GRACIAS POR HACERME UNA VISITA EN ESTE LADO DE LA REALIDAD

YA SABEIS QUE TODOS LOS DIAS OS NARRO PUNTUALMENTE TODAS MIS PENAS.
Y SI. YA SE QUE A MI COSTA OS PARTIS DE LA RISA

ASI QUE, BIENVENIDOS A VUESTRA CASA..¡PASEN Y LEAN!

(Y PARA LOS MAS CURIOSOS AQUI, EN ESTAS PESTAÑAS DE ABAJO, ESTAN ENLAZADOS TODOS LOS POST ... NO VALE REIRSE...)

viernes, 20 de enero de 2017

PF.005. DE PERDIDOS...¡CON CHANDAL!


Por el bien de mi salud mental, decido que ya es hora de que deje a los bichos nadando y buscarme vida en el exterior. Me pongo el chándal, unas zapatillas deportivas y meto mi ropa de deporte en una bolsa de gimnasia con la firme intención de dirigirme al primer centro de fitness con el que me encuentre, inscribirme y subir a una bici estática, ¡ todo en un mismo movimiento!

A lo lejos distingo uno de esos lugares. Me acerco, y puedo comprobar a través del cristal de la puerta que el índice de masa corporal de la recepcionista es muy inferior al baremo mínimo extremo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, y que la coleta la lleva tan tensa que ningún lifting facial hubiera endurecido más sus facciones. Sabiamente decido que no va a ser muy receptiva a mis condiciones físicas en general, ni a mis reducidas demandas de ejercicio de mantenimiento en particular, así que decido caminar un poco más a ver si encuentro otro gimnasio, ¡y porque para eso llevo bambas!

El segundo lugar es mucho más colorista, de hecho, la mayor parte de la población que veo a través del cristal (un punto menos: cualquier cosa que haga sudar no debería ser observado por cualquier transeunte), es de tonalidad naranja. Descubro una oferta de inscripción y 22 bonos de solarium. Me da mucha pereza el color naranja, así que continuo hasta el siguiente centro que avisto sin tener que cruzar la acera (es lo que tienen estos barrios pijos), y hubiera seguido en un loop infinito consistente en: camino/miro por el cristal/ me convenzo de que no me conviene/ camino/ miro por el cristal/me convenzo de que no me conviene, si no me hubiera sonado el móvil.

Compruebo sin sorpresa que es mi amigo Perulete .
  • Perulete: ¡¡¡¿Dónde coño estás?!!! (Nótese que ademas del tono borde emplea un lenguaje bastante maleducado)
  • Yo: Caminando por la calle (Calmada como una balsa de aceite).
  • Perulete: ¡¡¡¿Porqué?!! (Super incrédulo y de mala leche)
  • Yo: Porque tengo piernas (Super zen total)
  • Perulete: Me estoy probando un traje (Tono de euforia igualito que el del ángel anunciador en el advenimiento de Jesús).
  • Yo: Enhorabuena a los premiados (Tono de "me la pela total" que se que le joroba)
  • Perulete: En serio, me estoy probando un traje (Tono serio y comedido pa que me lo crea)
  • Yo: Estupendo (Soy la leche de zen)
  • Perulete: Ven a vérmelo, estoy en el centro (Nombra tienda exclusiva y carisisisisma de diseñador, no faltaba más).
  • Yo: No (Dejo de ser zen)
  • Perulete: ¿Por que no? (Incredulidad manifiesta de que no quiera dejar lo que sea que este haciendo por verlo dentro de un pantalón de pinzas).
  • Yo:Tengo cosas que hacer (Apuntarme a un gimnasio entre otras cosas...)
  • Perulete: Porfa......(casi me troncho pero permanezco firme)
  • Yo: Que vaya tu novia (Intención de picar)
  • Perulete: No tengo (Picado)
  • Yo: Que vaya una de esas con las que te enrollas (Mucha más intención de picar)
  • Perulete: ¿Y que se crean que ascienden a novia?¡Ni de coña! (Observese reacción de machito ególatra).
  • Yo: Que vaya tu madre (Pique con saña)
  • Perulete: ¡¡Joder Perfida!! Mueve tu culo hasta aqui ¡¡¡ya!!! Pago yo el taxi (Perdida de paciencia y lenguaje)
  • Yo: No (Muy resuelta)
  • Perulete: ¡¡Joder Perfida!! ¡¿Que te pasa?!
  • Yo: (En voz muy bajita y bastante cóntrita) Llevo chándal
  • Perulete: (Seis segundos de silencio y explosión de carcajadas)
  • Yo: Te anuncio que no pienso ir a esa tienda, ni a ninguna si me apuras, en chándal.
  • Perulete: (Muerto de risa) Te pago la cena
  • Yo: No
  • Perulete: Te compro una bufanda (tentador...muy tentador...)
  • Yo: No
  • Perulete: Te cuento el final de Perdidos (trabaja en Cuatro)
  • Yo: ¡¡Anda ya!!!
  • Perulete: Palabrita del Niño Jesús.
  • Yo: No me van a dejar entrar (Ultima excusa nada sincera)
  • Perulete: Te espero en la puerta
  • Yo: Vale. Pagas el taxi.
Así que ahora os escribo desde el probador de la tienda, en donde Perulete ha tenido que convencer a las dependientas de que no era una rumana pidiendo limosna, y donde me está dejando utilizar su portátil con tal de que cierre la bocaza mientras a él le suben el bajo del pantalón y lo camelan para comprarse unas corbatas.

Espero que en mi proximo post, después de este sacrificio mortal que ha minado de forma irrecuperable mi autoestima, pueda narraros en primicia el final de Perdidos.
.
Si es que hay que joderse...



(Publicada el 10/03/2010)

8 comentarios:

  1. > El final de Lost no existe.....
    son los padres....

    ResponderEliminar
  2. 13 dias sin actualizar!!!! canalla!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Pérfida
    Ahora, que ya se conoce el final de Perdidos, sabemos que diez minutejos de conversación con Perulete queman las mismas calorías que el doble haciendo spinning, runnning, twerrrking o zapping (fin de mi ingles). Y además paga el taxi.
    Enternecedor ese comentario de 13 días sin actualizar (lo intento pero... es que, últimamente, sacas lo peor de mí;-))
    Un saludo, Manu3l.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jobaaaaaaaaaaaaaar
      Hay que ver lo bien que te lo estás pasando ¿eh?
      ¡Que tío!
      Un besote guapo

      Eliminar
  4. Perulete te estafó vilmente. Jajajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar