BIENVENIDOS



¡WELCOME! Y MIL GRACIAS POR HACERME UNA VISITA EN ESTE LADO DE LA REALIDAD

YA SABEIS QUE TODOS LOS DIAS OS NARRO PUNTUALMENTE TODAS MIS PENAS.
Y SI. YA SE QUE A MI COSTA OS PARTIS DE LA RISA

ASI QUE, BIENVENIDOS A VUESTRA CASA..¡PASEN Y LEAN!

(Y PARA LOS MAS CURIOSOS AQUI, EN ESTAS PESTAÑAS DE ABAJO, ESTAN ENLAZADOS TODOS LOS POST ... NO VALE REIRSE...)

martes, 26 de septiembre de 2017

PF.254. UNA SEÑORITA DE PROVINCIAS



Vosotros no lo sabéis porque todavía no os lo he contado, pero de un tiempo a esta parte convivo con una señorita de provincias.
Así mismo.
Tal cual os lo cuento.
.
Mi bisabuela, la madre de Doña Pérfida, me contaba que de mocita, con quince o dicesiseis años, su familia la había enviado a Madrid a completar su educación en una refinada academia en donde impartían clases de arte, música, dibujo,francés, labores y canto. ¿Para que? Nunca lo sabremos.  Porque en la vida he oído yo una nota salida de su garganta  ni he visto un miserable garabato que saliera de su pluma. Pero a lo que vamos, que en su día tuvo la agenda más apretada que un Ministro de la Gobernación combinando clases de solfeo y sonatas, con visitas al Museo del Prado, y sesiones en el Retiro en donde dibujaban acuarelas o, en mi opinión, pasaban el rato. En fin, que hablaba de aquellos días como en una concatenación infinita de clases, cafés, paseos, modistas y algún que otro examen del que siempre salia airosa, como de los mejores días de su vida. No así su hermana, recién casada y responsable de hospedarla, que una y mil veces barruntaba que en mala hora se había hecho cargo de aquella niña y de la infernal agenda que se traía. Y no os creáis que lo decía porque le tenia mala baba. No señor. Su hermana moría y mataba por ella. Sino que las señoritas de provincias son como los Huevos de Faberge, llamativas y cotizadas y, al parecer, hay que vigilarlas de cerca, no sea que uno de esos lagartos capitalinos las conquiste entre pincelada y cantata, y un tris, se las lleve por el mal camino, sea cual fuese ese innombrable sendero. En fin, resumiendo, que el responsable de una señorita de provincias tiene que ser, como mínimo, un cruce entre Iron Man y una estiradísima acompañante salida de una novela de Jane Austen.  Menos de eso, nada.
Y si. Como no. Aquí me tenéis. En el África profunda. Como si eso ya de por si no fuese un reto, haciéndome cargo del nuevo modelo 2.0 de la "señorita de provincias": Furioso.
.
Todo comenzó aquella mañana en que un Furioso con su nuevo dress code para estas latitudes, lease el bañador más cochambroso del hemisferio y la camiseta más agujereada de su armario, y con sus nuevas e inseparables amigas, las chanclas, se encaminó hacia el horizonte en busca de un amigo que, para mi desgracia , encontró (pa los nuevos leed.  EL AMIGO). Desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. Los días de Furioso se consumen en una inagotable sucesión de tareas destinadas a crearse un nuevo yo, en donde el escrupuloso y sofisticado hombre de negocios, abandona su puesto frente a su ordenador al que yo siempre creí que estaba soldado, para sumergirse en una serie de actividades que él anteriormente habría calificado de frivolidades y que ahora le parecen tan necesarias como el alimento. 
Lo se. A mi también me provoca escalofríos.
.
Furioso, el mismo que se levantaba al alba y antes de que yo recordase como abrir un párpado ya había revisado las bolsas asiáticas, los cierres del día anterior, e incluso las bolsas de la compra, el mismo que para cuando yo estaba en la ducha, ya había comprado y vendido a saber que cosas y se había hecho sus cien largos en la piscina, ese Furioso, no madruga. Si. Se que cuesta creerlo. Yo la primera semana mientras remoloneaba perezoso sin salir de la cama creí que era un brote vírico. Pero no señor. No madruga porque no le da la gana. Oye, que por mi perfecto.Que quien soy yo para organizar la vida de nadie. Pero viniendo de quien viene, chocar me choca.
.
Furioso, el mismo que para quedar con alguien, antes había investigado sus antecedentes de penales y sincronizado el espacio tiempo a través de su asistente personal , tras confirmar a través de una serie de concienzudos correos fecha y lugar, ese Furioso, se pierde con el tal Duarte con tal pasmosa facilidad como si fuese su hermano de leche. Oye, que por mi bien. Que nadie se alegra más que yo que que haya mejorado su capacidad social. Pero viniendo de quien viene, chocar me choca.
.
Furioso, el mismo que opinaba que a esta edad invertir tiempo y esfuerzo en algo nuevo porque si, sin que fuese necesario para crecer de modo profesional le parecía una bobada, ese Furioso, practica Capoeira Angoleña y está aprendiendo kikongo y umbundu, idiomas sumamente versátiles para su futuro como todo el mundo pueda apreciar, como si perfeccionar su portugués no fuera suficiente para esta vida. Además de sumergirse en la comida angoleña, que además de cocinar ahora le ha dado por ir directamente a por el producto al mar, así que se ha comprado una barquichuela en la que sale casi a diario a pescar con su Duarte pegado a él como si fuese un chicle. Oye, que por mi estupendo. Que a mi la formación integral de las personas me parece de lo más positivo. Pero viniendo de quien viene, chocar me choca.
.
Furioso, el mismo que me ha repetido una y mil veces los peligros que me acechan en todas partes, el mismo que guarda en un armario un arma de fuego que me da escalofríos de solo pensarlo (pa los nuevos leed. ¿Y AQUI QUIEN ES EL MAS TENAZ?) , ESE FURIOSO, se pierde en vaya usted a saber en que antros, en las zonas más peligrosas de Luanda, Benquela o Huambo, acompañado de misteriosos amigos salidos de vaya usted a saber donde, provocandome que, a pesar de mi juventud, este a punto de reventar en cualquier momento de un infarto. Oye, que yo siempre he sido de animar a la gente a salir y divertirse. Que a mi la juerga en general y salir de parranda en particular se me da estupendamente. ¿Pero tener que ejercer de perro guardian, y emplear mi salud y mis nervios en vigilar que a este señor como si fuese una señorita de provincias? A mi eso no. Oye. Que una ya tiene una edad y viniendo de Furioso una se espera que tenga un poco más de cabeza. 

Y además....¡¡¡si aquí alguien tiene que ser una señorita de provincias, esa tiene que ser yo!!!
¡¡¡Faltaría más!!!
¡¡¡Y punto pelota!!!
...
...
...
Joder...joder...joder...A estas alturas de la vida....Joder....
Si es que.... hay joderse...


(Publicada el 20/12/2015)